Portfolio

LA MANO Con vida propia

Se trata de una mano autónoma, es decir con vida propia, que surge cuando menos se la espera. Es una extremidad bromista y juguetona que, por sorpresa, aparece y se aferra a la nariz de cualquiera, le tapa los ojos o le da un buen guantazo.

Se caracteriza por su tremenda movilidad, dinamismo y pequeño tamaño. De esta forma, puede colarse por cualquier rendija, y ocultarse con extrema facilidad. No tiene cerebro, por lo tanto tampoco moral ni principios, por lo que es capaz de hacer cualquier cosa en el momento más inesperado, dándole la vuelta a las situaciones y logrando espectaculares giros argumentales en las narraciones. No siempre actuó por su cuenta, sino que en el pasado estuvo pegado al cuerpo de un excéntrico multimillonario que vivía en un castillo encantado..

Leave a Reply