Portfolio

RONY, el ejecutivo agresivo

Es un emprendedor muy ambicioso pero, en el fondo, patético y con más delirios de grandeza que otra cosa. Creador y dueño de la agencia, siempre busca la manera de expandir el negocio hasta convertirlo en una multinacional.
Es el típico ejecutivo agresivo que utiliza a los monstruos sin demasiados escrúpulos, trata de explotarlos y siempre busca el máximo beneficio propio sin preocuparse lo más mínimo por las condiciones de trabajo de sus empleados.

Pese a todo, y aunque parezca paradójico, es un personaje simpático que en su interior alberga ciertas dosis de bondad, ternura y, a su manera, de moralidad. En el fondo es un antihéroe capaz de provocar simpatía e incluso empatía en el lector. Físicamente, es un tipo bajito, de unos 35 años, tirando a feo, pelo engominado y permanente sonrisita hipócrita.