Bienvenido a nuestro

MONSTERS BLOG

¿Es mejor una tablet o un lector de e-books?

por Carlos Zuriguel Pérez

Como ocurre con muchas cuestiones simples en apariencia, la pregunta de si es mejor una tablet o un e-reader (lector de e-books) no tiene una respuesta sencilla, puesto que ambos dispositivos poseen sus puntos fuertes y debilidades, y la conveniencia de una u otra opción depende mucho del uso concreto que cada usuario le quiera dar.

En toda opinión siempre hay una intención y, por supuesto, este blog no es una excepción. A nosotros nos apasiona la literatura de toda la vida, pero también las enormes posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías aplicadas a los nuevos formatos de publicación. Aclarado y advertido el ángulo concreto donde nos encontramos y el prisma desde el que contemplamos el tema, en principio nos decantamos por la tablet, en especial las de excelente calidad como el Ipad o la Samsung Galaxy Note.

Lo que las tablets pueden aportar a la literatura

- Una calidad de imagen perfecta (sistema de retroiluminación directa) que, en el caso de las ilustraciones, las realza hasta conseguir un aspecto espectacular.

- Un universo de posibilidades altamente sugestivas y atrayentes (especialmente entre niños y jóvenes) en continua e inacabable expansión y perfeccionamiento: interacción con el usuario a todos los niveles, opciones táctiles y multimedia, etc.

- Integración con Internet y las redes sociales.

- Posibilidad de embarcarse en proyectos interdisciplinares y complejos en los que profesionales de distintas vías, como el diseño multimedia o la ilustración digital, tienen la posibilidad de aunar sus esfuerzos y aptitudes para lograr libros enriquecidos y otros productos que pueden significar todo un despliegue de imaginación. Léase, entre muchas otras obras de gran calidad, el cuento interactivo Alice for Ipad o la fabulosa producción española I-poe Collection.

Pero si no tuviese más remedio que ejercer de abogado de diablo contra las tablets, personalmente la acusaría de dos (pequeños) defectos: 1) la limitada duración de la batería, que en algunos modelos es más acusada que en otros y 2) que su uso prolongado puede provocar que a algunas personas (la verdad es que no es mi caso) les llegue a cansar la vista.

Las ventajas de los e-readers

En aras de buscar la objetividad en este artículo, buscando un balanceo equilibrado entre pros y contras, señalaremos que la experiencia de lectura en un e-reader es la que más se asemeja a la del libro tradicional, gracias a su sistema de tinta digital. Tecnología que, además, lleva aparejada otras ventajas: apenas cansa la vista por su ausencia de brillo y larga duración de la batería. Y además son bastante más baratos que las tablets.

En realidad, la comparación de estas dos tecnologías presenta varios tipos de dualidades: las mayores prestaciones de las tablets contra la comodidad de la sencillez de los lectores, precio elevado ante una gran asequibilidad o gasto energético elevado versus muchas horas de autonomía de la batería. La decisión más acertada será la que más congenie con el uso que cada cual quiera darle, sin olvidar, claro está, la posibilidad de adquirir ambos aparatos y disfrutar de lo mejor de ambos.

Leave a Reply