Bienvenido a nuestro

MONSTERS BLOG

Cuentos on line, ¿hacia dónde se dirigen?

por Carlos Zuriguel Pérez

¿A qué nos referimos cuando hablamos de cuentos on line? Hace solo un par de años, todos teníamos más o menos claro que un cuento on line era aquel que podía consultarse a través de un ordenador.

Generalmente, los cuentos on line se recopilan en algunas página web especializadas, y normalmente se clasifican por temáticas o edades. Al principio, las características de esta narraciones no diferían demasiado del clásico libro en papel, pero trasladado a formato digital. Los ingredientes básicos seguían siendo los textos y las ilustraciones fijas a las que, como mucho, se las condimentaba con la posibilidad de incluir la voz de un narrador que explicara el cuento o algún que otro efecto sonoro.

Pero Internet se caracteriza por evolucionar a un ritmo vertiginoso, lo que provoca que muchas veces ni siquiera hemos empezado a conocer y profundizar en un determinado canal, cuando ya se está imponiendo un formato totalmente nuevo.

Y esta idea de “velocidad excesiva que no deja disfrutar del paisaje” se ha hecho especialmente patente en los cuentos on line. Cuando se empezaba a experimentar con las posibilidades interactivas de las narraciones, han llegado las tablets y los teléfonos móviles inteligentes dispuestos a dejar a los ordenadores de sobremesa, e incluso a los portátiles, relegados a la categoría de artilugios del pasado, a los que no les queda mucho tiempo para acabar en las estanterías de una tienda de antigüedades.

Ipads y publicaciones infantiles: dos buenos amigos

De cualquier modo, es innegable que las tablets de calidad, siendo el ipad el más famoso exponente, se han convertido por sus características: forma parecida a los libros, pantalla táctil, extraordinaria calidad de la imagen, etc. en un formato ideal para que cualquier libro, y especialmente un cuento infantil, dé un salto de lujo al mundo digital.

De esta forma, aplicaciones espectaculares como Alice for Ipad (Alicia para ipad) se han encargado de demostrar las enormes posibilidades a la hora de adaptar un clásico a la tecnología más puntera: ilustraciones de un nivel artístico supremo, efectos sonoros y visuales que conjugan con supina perfección la imaginación con el valor artístico y el buen gusto, etc.

La simple y dura ley de la oferta y la demanda, que en el mundo de la publicaciones digitales se sintetiza en la frase “es muy complicado rentabilizar el coste de una obra digital muy elaborada con el precio que el mercado está dispuesto a pagar (no mucho más de 3 euros)”, ha reducido las aplicaciones de este nivel a la categoría de rara avis.

Lo que sí están proliferando son las publicaciones en un tipo de imagen que imita al papel y el paso de páginas con los dedos, con opciones típicamente digitales como poder ir directamente a un capítulo o página determinada con un solo clip.

Probablemente, este tipo de productos que dotan de ciertas posibilidades a una obra (se habla de cuentos enriquecidos), pero sin perder su esencia literaria (el protagonismo sigue siendo del texto y la ilustraciones), sea el camino más sensato. En definitiva, un cuento on line o para ipad, iphone y los otros tipos de tablets y Smartphone tampoco tiene que ser algo semejante a una película o serie de televisión, pues en este caso estaríamos desvirtuando los productos.

La atracción que en los más pequeños ejercen las tablets, sobre todo por sus posibilidades táctiles y la extraordinaria calidad de una pantallas que pueden llegar a dar un realce magnífico a los textos e ilustraciones, puede ser, si se adopta una estrategia artística y comercial adecuada, un cebo infalible para atrapar a niños y jóvenes en la lectura. Estamos seguros de que padres y educadores estarán eternamente agradecidos.

Leave a Reply