Bienvenido a nuestro

MONSTERS BLOG

The Human Centipede, una obra de arte incomprendida

por Náyade Quero Rocamora

Hoy, mientras discutía con un familiar sobre una película un tanto polémica que él consideraba horrible, me he dado cuenta de que sentía la necesidad de dar a conocer mi opinión acerca de esta.

Se trata de The Human Centipede (en español, “El ciempiés humano”). Para aquellos que no la conozcan, diré que es una película que estuvo (y está) prohibida en algunos países debido a su contenido, ya que muchos la consideran “la película más asquerosa del mundo”. Es una trilogía de la que por ahora sólo han salido a la luz las dos primeras partes (la tercera se espera para este año).

En la primera secuencia se nos muestra un cirujano especializado en separar siameses que desea crear uno con tres cuerpos. Primero lo intenta con sus perros (que mueren), y seguidamente con humanos, de tal manera que unía el aparato excretor de uno, con la boca de otro. Alimentando el de delante al de detrás.
human_centipede
En la segunda parte, en cambio, hallamos a un hombre con ciertos problemas y retrasos mentales que se obsesiona con esta película. Su obsesión es tal, que trata de llevar a cabo el experimento con sus propias manos y sus propios métodos, es decir, con herramientas que encuentra por casa, tales como martillos, cuchillos, alicates o grapas. Sin embargo, él tratará de hacerlo con 12 cuerpos. Cabe destacar que esta segunda secuencia es en blanco y negro, efecto que proporciona un distanciamiento al espectador con respecto a la película para que este no se simpatice demasiado con el filme, puesto que el impacto es mucho mayor que la primera parte.

En cuanto a la tercera entrega, lo poco que podemos saber por ahora es que en esta ocasión el ciempiés se compondrá de 500 cuerpos y, según el propio director (Tom Six), “la segunda secuela parezca una película Disney en comparación con la tercera”.

Es innegable que The Human Centipede provoca un gran sentimiento de repugnancia, pero personalmente esta es una de las cosas que me parece bella y artística de este filme cinematográfico. ¿No es acaso cierto que hay películas que nos llegan a lo más profundo de nuestro corazón, transmitiéndonos pena, alegría, felicidad, risas o incluso miedo? Todo eso son distintos sentimientos totalmente humanos, ¿y no es acaso el asco otro sentimiento más? Así pues, bajo mi punto de vista, que hayan considerado a esta obra la más asquerosa del mundo me parece algo realmente grandioso y admirable de Tom Six. Es realmente difícil lograr transmitir a unos niveles tan elevados un sentimiento, y más aún uno que la gran mayoría de personas intenta evitar, uno desagradable. Pero, y repito, considero que hay que ser un poco más comprensivos en cuanto a que no sólo es bello lo agradable, sino también lo desagradable, pues si bien es la otra cara de la moneda, ambos forman parte de esa moneda, de ese arte, del arte.

Por otro lado, he de admitir que realmente admiro a Tom Six por el valor que ha tenido al mostrar una realidad semejante. Y sí, digo realidad, porque The Human Centipede está basado en hechos reales, concretamente en la época nazi y en los experimentos que llevaban a cabo en los campos de concentración con los judíos. Se cree que este experimento en concreto no lo practicaron, sin embargo si fue real o no, eso bien poco importa. Lo importante y magnífico es el gran coraje que ha tenido el director al arriesgarse a realizar una película de estas características, sin importarle las polémicas que podría ocasionar, las censuras o las denuncias.

Así pues, me gustaría añadir una última cosa… ¡Enhorabuena, Tom Six!

Leave a Reply